7.55% Raised
$1,510.00 donated of $20,000.00 goal
20 Donors
Project has ended

(Spanish translation below; Abajo en español)

On the farm where she taught, Rosa Arrebato was known as the “Skirt Queen” for her unique sense of style. The daughter of a charcoal maker, her family was too poor to send her to school past the 6th grade. Despite this limitation, the teenage Rosa volunteered to teach adults on a chicken farm during the 1961 Cuban Literacy Campaign. The next year she joined the Frank Pais literacy brigade and left for a 5 year teaching assignment in an isolated region of Pinar del Rio. She taught children by day and adults by night.  60 years later, Rosa has joined other literacy teachers on a new campaign: making virus protection masks. These health brigadistas are donating material for masks and writing uplifting notes to accompany them. Once again, they are serving their country!

CoCo Colectivos has funded the creation and distribution of nearly 1,000 masks as of May 1 (May Day). Now, we need your help to pay for thread, labor, and distribution. With the cessation of international flights to Cuba, the only possible way to get masks quickly to the Cuban people is to make them on the island. Let’s help Cubans to help themselves through an act of solidarity, not charity. These days, Rosa and her fellow health brigadistas have found renewed energy for their mission to lift the spirits and protect the lives of their fellow citizens. Will you support these brave brigadistas?

***

Docenas de maestros de la Campaña de Alfabetización de Cuba en 1961 se unieron a nuestros esfuerzos para hacer y distribuir máscaras de protección contra el virus, entregados a hogares de ancianos, orfanatos, empleados de tiendas de ancianos y otros trabajadores de primera línea en  las comunidades de La Habana, Pinar del Río, Santic Spiritus y Santiago de Cuba. Las máscaras cuestan solo $1 cada una por hacerlas y entregarlas. Nuestro objetivo es regalar 20000  máscaras de protección contra el virus (nasobucos) o más antes del 30 de junio. Somos una comunidad. Somos conscientes. ¿Serás parte de nuestro colectivo?

En la granja donde enseñó a Rosa Arrebato era conocida como la REINA DE LA FALDA por su sentido único de estilo. Hija de un fabricante de carbón, su familia era demasiado pobre para enviarla a la escuela después del sexto grado. A pesar de esta limitación, la adolescente Rosa se ofreció como voluntaria para enseñar a adultos en una granja de pollos durante la Campaña de Alfabetización Cubana de 1961. Inspirada por esta experiencia al año siguiente, Rosa se unió a la brigada Frank Pais y pronto aceptó una asignación docente de cinco años en una región aislada de Pinar del Río. Ella enseñaba a los niños por el día y por la noche enseñaba a 25 trabajadores avícolas a leer y escribir. 60 años después, Rosa se unió a otros maestros en una nueva Campaña para proporcionar material para máscaras para los más vulnerables. Estos brigadistas de la salud han estado donando material y escribiendo notas alentadoras para acompañar a las máscaras. Una vez más, están sirviendo a su país.

CoCo Colectivo ha financiado la creación y distribución de casi  1000 máscaras a partir del 1ero de mayo (día de mayo). Tenemos material pero necesitamos su ayuda para pagar el hilo, la mano de obra y la distribución. Con el cese de los vuelos internacionales a Cuba, la única forma posible de llevar máscaras rápidamente al pueblo cubano es hacerlo en la Isla. Déjanos a ayudar a los cubanos a ayudarse a sí mismos a través de un acto de solidaridad, no de caridad. En estos días, Rosa y sus colegas brigadistas de la salud han encontrado  una energía renovada para su misión de elevar el espíritu y proteger la vida de sus conciudadanos. Ahora hagamos nuestra parte.

CoCo Colectivos es una organización de base sin fines de lucro con sede en Cuba y los Estados Unidos. Nuestro personal voluntario apoya proyectos sociales en comunidades de escasos recursos, incluidas clases de arte gratuitas y suministra artistas emergentes y otras necesidades inmediatas que han surgido debido a la pandemia de COVID-19.